Documento sin título

Publicaciones


Número: 10
LOYOLA 10: EL SOL

Se acerca el verano, época en que todos, cansados de los meses grises, sepultados en el cemento del trabajo diario,  nos lanzamoscon ímpetur en busca de la luz. No nos asustan las advertencias terroristas de los vendedores de pomadas y lociones protectoras; por último, les compraremos un frasco. lo que queremos es vigorizarnos, empaparnos de sol. 

En pocas semanas más, otro Sol brillará en la oscuridad: nacerá para nosotros "la luz que no conoce ocaso", aquél de quien se dijo que era la luz verdadera y las tinieblas  no pdieron vencerla.

CRisto quiere nacer en nosotros y espefra que acojams su luz. No en vano Ignacio de Loyola eligió para su Compañía el Nombre de Jesús y el símbolo del sol. Bajo este sol caminó infatigable Francisco Javier, para llevar la luz de la Fe a los pueblos de Oriente.

Al prepararnos para el Cogreso Latinoamericano del próximo mes de abril (1993), hagamos desde ahora un compromiso: que sea el Sel de Cristo el que brille como centro. Sin Él, nada tiene sentido; con Él, hasta lo más oscuro se hará luminoso. JJV

 

En breve

COMUNIDAD VIRTUAL

Nuestro EQUIPO lo integramos laicos y sacerdotes de distintos países y edades. Nos vincula la Fe, la Esperanza y el Amor. Unámonos en familia, cantando y compartiendo la Palabra de Dios.

Domingo 15 de enero de 2022

Segundo Domingo del Tiempo Ordinario del Año Litúrgico

EVANGELIO (Jn 1,29-34) En aquel tiempo, Juan vio a Jesús, que se acercaba a él, y dijo: «¡Miren, ése es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo! A él me refería yo cuando dije: “Después de mí viene uno que es más importante que yo, porque existía antes que yo.” Yo mismo no sabía quién era; pero he venido bautizando con agua precisamente para que el pueblo de Israel lo conozca.» Juan también declaró: «He visto al Espíritu Santo bajar del cielo como una paloma, y reposar sobre él.