Documento sin título

Homilías

17 DE JULIO: DOMINGO 16 º del TIEMPO ORDINARIO

“MARTA Y MARÍA”: ACCIÓN Y CONTEMPLACIÓN, desde Tokyo por el Padre Juan Vicente Catret S.J.

La liturgia de este domingo se centra en esas dos mujeres del evangelio: “Marta y María”, que junto a su hermano Lázaro eran los “tres amigos” de Jesús.

Primero en la primera lectura la figura de los “tres personajes” que se presentan ante la puerta de la tienda de Abrahán, según la interpretación de los “Santos Padres la Iglesia” serían como representantes de los Ángeles de Dios: uno será el ángel que es el Padre, otro el “Hijo” y el tercero el “Espíritu Santo”. Luego, Abrahán sería la figura de María y su mujer Sara preparando el guisado del pan, leche y carne del ternero, la figura de Marta. 

Hay un “icono” del ruso Rubelck muy precioso de esa Santísima. Trinidad .

Según esta interpretación, en el evangelio, cuando Jesús le dice a Marta que “María ha escogido la mejer parte, al escucharle puesta a sus pies, lo que les está diciendo Jesús, es mejor eso: una vida de contemplación más que la de la acción sudorosa de Marta.   Siguiendo este ejemplo (¿?) muchos de aquellos ermitaños que se marcharon al desierto, empezando con San Antonio, eran más modelos ejemplares de que una vida solitaria era preferible a la de acción. Hubo uno que se subió a una columna y estaba allí sentado, esperando que, desde abajo en un cesto tirado de una cuerda, le sirvieran el pan y vino que le regalaban los que trabajaron abajo. ¡Qué gracioso! Hoy diríamos que este hombre “vivía en la luna”, y que lo de abajo, contemplando a los que por las guerras se matan, los niños que lloran huérfanos, todas las víctimas de abajo, del mundo actual les importan “un pito”: ahí me las den todas, dicen.   

El lunes pasado celebramos la fiesta de San Benito, cuyo lema era “Ora et labora” (“Ora y trabaja”). Muy bien unía a María y Marta, pero desde su monasterio, lo mismo que luego hacen los “Cartujos”, pero su “labora” era dentro del monasterio y en sus campos de viñas y trigo alrededor del convento. Muy bien. Rezan desde allí por los que luchan afuera: los misioneros, los predicadores, los que recorrían los pueblos predicando el evangelio las hermanitas de los hospitales, los voluntarios y voluntarias que van al África para curar a los pobres negritos que no tienen leche, ni nada para vivir…

Pero prefiero salir fuera y no estar casi todo el día cantando los Salmos en Gregoriano. 

Luego, viene Santo Tomás y su lema es: “contemplata aliis tradere” (“Entregar a los demás lo que hemos contemplado”). Estupendo, es ya una figura que une “oración y acción”, aunque me gusta más la figura de San Francisco de Asís, que va como el “poverello”, acogiendo a los más descartados por la sociedad. Pero tercero, san Ignacio de Loyola nos dirá: “contemplación en la acción”: es decir. Unir la acción y la contemplación en una figura única. El Padre Nadal, uno de sus primeros discípulos de Ignacio, lo resumía con el “Spiritu, corde, practice”. O sea, unir bajo la acción del Espíritu, la oración en todos los momentos del día, en todo lo que hace, sea en las parroquias, o en las universidades, colegios, escuelas que hoy día vemos esparcidas por el mundo.  Una actitud de unir el “plano del ser”, que es María y el “plano del actuar” que es Marta.  

En la segunda lectura, vemos a San Pablo que escribe a los fieles: “Contemplo en mi carne los dolores de Cristo, sufriendo por su cuerpo que es la Iglesia. Dios me ha nombrado ministro de la Iglesia, asignándome la tarea de anunciarles a ustedes su mensaje completo”... 

Santa Teresa de Jesús, en su libro “Camino de Perfección” escribe con gracia: 

“Santa era santa Marta, aunque no dicen que era contemplativa; pues ¿qué queréis que poder llegar a ser como esta bienaventurada, que mereció tener a Cristo nuestro Señor tantas veces en su casa y darle de comer y servirle y comer a su mesa? Si se estuviera como la Magdalena, embebida, no hubiera quien diera de comer a este divino huésped...Pues que aquí ha de haber de todo... Acuérdense que es menester quien le guise la comida, de sí de todo ”...
 
El estupendo poeta nacido en Santander y que falleció en Madrid después de escribir muchos libros y poemas: Gerardo Diego (1896-1987 ) en uno de sus poemas dijo: 

El corazón no se parte 
como la mente o la vida, 
como la rueda de oficios 
en el pozo o la cocina.  
El corazón se da entero.

Entero lo da María, 
entero lo dará Marta 
pero en su afán distraída,

Tardará un poco en la entrega, 
ella, la puntual, limpísima.

activa en la tierra Marta,

María contemplativa 
en unos ojos que el cielo 
nos remueven cuando miran.

María quebrando el pomo 
de alabastro en las rodillas 
y redundando de aromas

gloriosas toda Betania 
que a amor nuevo trascendía: 
dos corazones enteros

y una razón compartida.. 
 


En breve

COMUNIDAD VIRTUAL

Nuestro EQUIPO lo integramos laicos y sacerdotes de distintos países y edades. Nos vincula la Fe, la Esperanza y el Amor. Unámonos en familia, cantando y compartiendo la Palabra de Dios.

20 de noviembre 2022

CRISTO REY

Para terminar el Año Litúrgico, la Iglesia nos invita a abrir nuestros corazones para que verdaderamente sea Jesucristo quien reine en ellos.