Documento sin título

Homilías

1 DE MAYO: DOMINGO TERCERO DE PASCUA

“LAS PREGUNTAS DE JESÚS” por el P. Juan Vicente Catret S.J.

Este domingo que nos presenta a Jesús Resucitado que se apareció a sus discípulos junto al lago de Tiberíades, nos da motivos para meditar en las “preguntas de Jesús” a sus apóstoles y a María Magdalena en las “apariciones” que hizo. Podemos, pues, reflexionar sobre esas “preguntas” que podemos dividir en tres grupos.

1. PREGUNTAS: 

A María Magdalena: “¿Por qué lloras?” (Juan 20,12) 

A los dos discípulos de Emaús: “¿Por qué están tristes?”(Lucas 24,17) 

A los doce Apóstoles en el Cenáculo: “¿Tienen algo de comer?”(Lc-24,42) 

A Pedro junto a la orilla del lago: “¿Me amas?” (Juan 21,15) 

2. AMONESTACIONES: 

A los Apóstoles: “No teman, soy yo. La paz y el gozo esté con ustedes!”(Jn.20,21) 

A los dos de Emaús: “¿Acaso no convenía que el Mesías sufriera? (Lc.24,26) 

A Tomás: “Porque has visto has creído”( Juan 20,29) 

A Pedro: “Cuando eras joven ibas donde querías, pero cuando seas viejo, extenderás las manos y te llevarán adonde no quieras” (aludía al martirio (Juan 21,18) 

3. PROMESAS Y MANDATOS: 

A los discípulos: “¡Vayan a Galilea, allí me verán!” (Mateo 2810) 

A los apóstoles: “¡Vean y toquen!”)Lucas 24,39) 

A los apóstoles: “¡Reciban el Espíritu Santo!” (Juan 20,22) 

A Pedro: “¡apacienta a mis corderos!” (Juan 21,16) 

A Pedro: “Tú sígueme Juan 21, 23) 

A todos los apóstoles: “ ¡Vayan por todo el mundo!” (Mateo 28, 19) 

A todos los discípulos: “Yo estoy con ustedes” (Mateo 28, 20) 

  Si más en concreto nos detenemos en este evangelio del domingo, aprendemos cómo es nuestra Iglesia y cuál es nuestra misión en ella. 

1) PREDICAR EL EVANGELIO: “no confiando en nuestras fuerzas, sino en la fuerza de Jesús, que manda echar las redes en donde Él quiere”. 

Es así como seremos pescadores de hombres, dando ejemplo de que vivimos el evangelio en nuestras palabras y hechos. 

2) La EUCARISTÍA: “Tomen y coman” ...La Santa Misa y comunión que nos da fuerzas para todo el día. 

3) EL PAPA: Seguir todo lo que él nos dice, porque es el Sucesor de San Pedro. 

4) A JUAN (discípulo amado): “vivirá hasta que yo vuelva”: vivir con esperanza del juicio final favorable, y entrar en la vida eterna.

 

Termino con una poesía de Ernestina de Champourcin titulada: 

             

UN DÍA ME MIRASTE   

Un día me miraste

como miraste a Pedro.    

No te vieron mis ojos, 

pero sentí que el cielo    

bajaba hasta mis manos.      

¡Qué lucha de silencios   

libraron en la noche 

tu amor y mi deseo!   

Un día me miraste, 

y todavía siento 

la huella de ese llanto 

que me abrasó por dentro. 

Aún voy por los caminos, 

soñando aquel encuentro. 

Un día me miraste 

como miraste a Pedro. 

 

     j.v.c. 


En breve

COMUNIDAD VIRTUAL

Nuestro EQUIPO lo integramos laicos y sacerdotes de distintos países y edades. Nos vincula la Fe, la Esperanza y el Amor. Unámonos en familia, cantando y compartiendo la Palabra de Dios.

Domingo 15 de enero de 2022

Segundo Domingo del Tiempo Ordinario del Año Litúrgico

EVANGELIO (Jn 1,29-34) En aquel tiempo, Juan vio a Jesús, que se acercaba a él, y dijo: «¡Miren, ése es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo! A él me refería yo cuando dije: “Después de mí viene uno que es más importante que yo, porque existía antes que yo.” Yo mismo no sabía quién era; pero he venido bautizando con agua precisamente para que el pueblo de Israel lo conozca.» Juan también declaró: «He visto al Espíritu Santo bajar del cielo como una paloma, y reposar sobre él.