Documento sin ttulo

Homilías

22 DE NOVIEMBRE: DOMINGO 34 DURANTE EL AÑO

SOLEMNIDAD DE CRISTO REY por Juan Vicente Catret S.J.

Es el último domingo del año litúrgico. Celebramos a Jesucristo como Rey de la historia. Ese Reino de Cristo purificado, a través de tantas páginas de batallas, victorias y derrotas, días alegres y días tristes, que sospesamos en el corazón de cada persona y de toda la humanidad.


Ese Reino de Cristo que se va labrando por medio de la gracia. Jesucristo sanando heridas de pecadores y afligidos, enfermos, almas doloridas por el terrorismo, por la injusticia. Todos los milagros de Jesús, sanando enfermos, perdonando, animando, infundiendo esperanza a todos, son signos de su Reino. 

  La cruz es la bandera de su Reino, porque es expresión de su amor y de su solidaridad con todas las víctimas. 

  Y cuando en el Padrenuestro rezamos “Venga a nosotros tu Reino”, somos conscientes de que es un Reino de vida y verdad, de gracia y pureza, de justicia, amor y paz. 

  Por eso a Pilato Jesús le dice: “He venido al mundo para ser testigo de la verdad”. Una verdad que no puramente conceptual, sino la verdad que es la fidelidad de Dios para con nosotros, nunca nos dejará de amar y perdonar. 

  Jesús es ese “Siervo sufriente” que avanza hacia el Padre para recibir “el poder, honor y reino” que profetiza Daniel en la primera lectura.

  Y Jesús “nos ha convertido en un reino y hecho sacerdotes de Dios, su Padre”...y “a Él, la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén”, como se nos dcie en el Apocalipsis de la segunda lectura. 

  Con esperanza, sabemos que ese Reino de Jesucristo se va extendiendo, abonando por tanta sangre de cristianos que aún se derrama hoy día. Pero perseguidos, abatidos físicamente, no debemos temer nunca al diablo, a los enemigos de Jesucristo, nuestro Rey y Señor. Él nos da fuerzas para dar un testimonio vivo y siempre renovado de su evangelio. 

  Termino con la poesía de Rómulo Galdós titulada:

  EL MUNDO RECONOCE TU REALEZA

  El mundo reconoce tu realeza
como Pilato la atestiguó escribiendo,
y lo que él escribió persiste escrito
no sólo en griego y en latín y hebreo,
sino en las lenguas todas de la tierra:
“Éste es Jesús, Jesús el nazareno,
el Rey de los judíos”. Todo el mundo
el título ha leído de la cruz,
y a ti, Jesús, de espinas coronado;
a ti, Cristo Jesús, oh santo Cristo,
clavado en esa cruz con cuatro clavos,
el mundo todo te proclama Rey.
Salve, Cristo, Señor de los señores.
Salve, Cristo Jesús, Rey de los reyes.

  j.v.c. 


En breve

ORACIÓN DE SAN IGNACIO Tomad, Señor, y recibid

toda mi libertad, mi memoria, entendimiento y voluntad: Vos me lo disteis, a Vos, Señor lo torno. Disponed conforme a vuestra voluntad. Dadme vuestro amor y gracia que esto solo me basta

15 DE SEPTIEMBRE: DOMINGO 24 DEL TIEMPO ORDINARIO

LA MISERICORDIA DE DIOS

Las tres lecturas de este domingo nos hablan de “la misericordia de Dios”.