Documento sin título

Homilías

6 de diciembre 2020

SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO

Consuelen, consuelen a mi pueblo, dice el Señor. Preparemos el camino del Señor. Allanemos sus senderos.

Las palabras del profeta Isaías en la primera lectura  exhortan al pueblo a prepararle un camino al Señor. El Evangelista Marcos alude al  gran Profeta y luego las relaciona con el nuevo profeta de sus tiempos, Juan Bautista quien ya anuncia la inminente llegada del Mesías, el Salvador, Jesús de Nazaret.

Hoy, a la espera de celebrar una vez más la Navidad, estamos llamados a preparar el camino al Señor que desea venir a nuestros corazones, a nuestras familias, a nuestros barrios, nuestras ciudades, pueblos y naciones.

El Señor viene... ¿pero estamos dispuestos a acogerlo? ¿Lo acogemos con el amor, la gratitud, el respeto y la humildad cuando viene en la Eucaristía? ¿Lo acogemos con la apertura, generosidad y humildad cuando se me acerca en quien solicita mi atención, apoyo o ayuda, sea ésta afectiva, psicológica, o material?

 


En breve

COMUNIDAD VIRTUAL

Nuestro EQUIPO lo integramos laicos y sacerdotes de distintos países y edades. Nos vincula la Fe, la Esperanza y el Amor. Unámonos en familia, cantando y compartiendo la Palabra de Dios.

Domingo 15 de enero de 2022

Segundo Domingo del Tiempo Ordinario del Año Litúrgico

EVANGELIO (Jn 1,29-34) En aquel tiempo, Juan vio a Jesús, que se acercaba a él, y dijo: «¡Miren, ése es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo! A él me refería yo cuando dije: “Después de mí viene uno que es más importante que yo, porque existía antes que yo.” Yo mismo no sabía quién era; pero he venido bautizando con agua precisamente para que el pueblo de Israel lo conozca.» Juan también declaró: «He visto al Espíritu Santo bajar del cielo como una paloma, y reposar sobre él.