Documento sin título

Homilías

Jueves 29

PARA UN MUNDO NUEVO

Si queremos un mundo mejor, un país mejor, empecemos por dentro de nosotros y a nuestro alrededor. Hoy nos habla San Pablo. Leamos sus palabras con nuevos ojos y apliquémoslas en un nuevo corazón. VERDAD - JUSTICIA - BUENA NOTICIA - FE - PALABRA DE DIOS - ESPÍRITU - INTERCESIÓN

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso    6, 10-20

Hermanos:

Fortalézcanse en el Señor con la fuerza de su poder. Revístanse con la armadura de Dios, para que puedan resistir las insidias del demonio. Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio.

Por lo tanto, tomen la armadura de Dios, para que puedan resistir en el día malo y mantenerse firmes después de haber superado todos los obstáculos. Permanezcan de pie, "ceñidos con el cinturón de la verdad y vistiendo la justicia como coraza". Calcen sus pies con el celo para propagar el Evangelio de la paz. Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, con el que podrán apagar todas las flechas encendidas del Maligno. Tomen el casco de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios.

Eleven constantemente toda clase de oraciones y súplicas, animados por el Espíritu. Dedíquense con perseverancia incansable a interceder por todos los hermanos, y también por mí, a fin de que encuentre palabras adecuadas para anunciar resueltamente el misterio del Evangelio, del cual yo soy embajador en medio de mis cadenas. ¡Así podré hablar libremente de Él, como debo hacerlo!


En breve

COMUNIDAD VIRTUAL

Nuestro EQUIPO lo integramos laicos y sacerdotes de distintos pai­ses y edades. Nos vincula la Fe, la Esperanza y el Amor. Unamonos en familia y compartamos la Palabra de Dios.

DOMINGO 22 DE NOVIEMBRE DE 2020

SOLEMNIDAD DE CRISTO REY

Para recapitular el Año Litúrgico tomamos conciencia de la centralidad de Nuestro Señor Jesucristo que no sólo le da sentido y plenitud a nuestra vida espiritual sino que nos invita y desafía a darle pleno sentido a nuestra VIDA DIARIA en el AMOR.