Documento sin ttulo

Homilías

30 DE SEPTIEMBRE: DOMINGO 26 DEL TIEMPO ORDINARIO

¿DAR UN VASO DE AGUA AL SEDIENTO? HAY MUCHOS SERVICIOS

Este domingo se centra en el evangelio, del que resalto esa frase: el que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no quedará sin recompensa.

                  

       

   San Agustín, comentando en un sermón esa frase dice:

  “Das los bienes de este mundo y recibes los bienes eternos. Das la tierra y recibes el cielo. Pero ¿a quién dar? Escucha la Escritura, que te dice cómo prestar al mismo Señor: Quien se apiada del débil presta al Señor. Seguramente Dios no tiene necesidad de ti, pero hay alguien que sí la tiene. Lo que das a uno, otro lo recibe. Porque el pobre no tiene qué devolverte; querría, pero no tiene nada; tan sólo queda en él la voluntad de orar por ti. Pero cuando un pobre ora por ti, es como si dijera a Dios: “Señor, he recibido un préstamo, sé tu mi fianza”. Entonces si el pobre al cual tú has prestado es insolvente, hay un buen garante, porque Dios te dice: “Da sin miedo, yo respondo por él. Soy yo quien te lo devolverá, soy yo quien lo recibe, es a mí a quien das”.

 

  Si Cristo es Dios, no hay aquí nunguna duda, porque él mismo dice: Tuve hambre y me disteis de comer. Quiere enseñarnos que él es relamente el garante de los pobres, quien responde por todos sus miembros, y declara: Cada vez que lo hicistéis con uno de estos mis humildes hermanos, conmigo lo hicistéis.

 

  Luego Jesús continúa con “el servicio negativo”, es decir “no escandalizar” a nadie, empezando por los más pequeños...Y lo hace de un modo gráfico, con paradojas: cortarse la mano o el pie, o sacarse el ojo antes de cometer una infamia...

 

  Hoy, debemos preguntarnos: ¿qué servicios hago yo en la familia y en la sociedad en que me muevo? ¿Doy vasos de agua, por así decir, a todos?... ¿Domino mis instintos y practico una ascesis de ellos?...

 

  Quiero terminar con una poesía de José María Pemán (1897-1981) titulada:

 

                         LECCIÓN DE VIDA

 

  ¡A devolver al Señor

cuanto el Señor os ha dado!

 

  ¡Alma, da cuanto poseas,

hasta las últimas sobras!

¡Tú, voluntad, date en obras!

¡Tú, inteligencia, en ideas!

 

  ¡Y tú, hirviendo de pasión

cual deshace el ventarrón

las nieves sobre las cimas,

entrégate, corazón,

deshecho en cantos y en rimas!

 

 


En breve

COMUNIDAD VIRTUAL

Nuestro EQUIPO lo integramos laicos y sacerdotes de distintos pai­ses y edades. Nos vincula la Fe, la Esperanza y el Amor. Unamonos en familia y compartamos la Palabra de Dios.

DOMINGO 27 DE SEPTIEMBRE 2020

EL TERCER HIJO

Este domingo nos presenta la historia de Jesús de un hombre que tenía dos hijos y les mandó a trabajar a su viña. El primero dijo que no quería ir, pero luego se arrepintió y sí fue. El segundo dijo que iría, pero luego no fue. O sea que el primero va de un “no” a un “sí” y el segundo va de un “sí” a un “no”.